Lo cotidiano:

El protagonista de nuestra historia se trata de un hombre de avanzada edad,  amante de las mujeres,  cuya mayor particularidad es que es un gran coleccionista. Su alto ritmo de vida es posible gracias a su gran herencia familiar bien invertida, gracias a su gran visión en los negocios. Dispone de gran cantidad de tiempo de ocio, lo que sumado a su patrimonio le ha permitido reunir una gran colección de objetos valiosos a lo largo de su vida.

Coleccionista de objetos exclusivos, sobretodo en el campo del cine y de la música. Su gran colección consta de una gran variedad de  películas, discos, de diferentes versiones y demás periféricos relacionados con este mundo. Es un maniático de la conservación y el orden,  como la gran mayoría de los coleccionistas.

Atendiendo a sus necesidades y gustos, optó por encargar una casa dedicada a esta gran colección de la que dispone, mediante la cual poder impresionar a cualquier visitante.

Por ello se creó un proyecto basado en la exposición de esta colección. Para ello, la construcción se vale de una doble espiral, que mediante perturbaciones, va creando un recorrido donde se disponen estos objetos en una serie de estanterías, que fueron diseñadas para cada necesidad de sus objetos. De esta manera preparados para ser vistos en cualquier momento.

Por otro lado, el cliente necesitaba de una serie de estancias, las cuales también debían de estar expuestas en la casa, que se encuentran en niveles horizontales que conectan las espirales situando la habitación dormitorio principal en la cima del edificio, a modo de podio, teniendo que reccorrer toda su colección antes de llegar a este,  el cual es en si toda una cama, lo único necesario para su otra gran afición,  las mujeres.

El buen hombre se despierta todos los días con la devoción de admirar su preciada colección que le anima a seguir con afición, ser el mayor coleccionista de cine y música de la historia, ardua tarea por toda la información y cantidad de competidores que existen a día de hoy en la materia.

Según se levanta toma un poco de aire fresco en la cubierta, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan y vuelve para avanzar descendiendo por la espiral de objetos, mientras su colección, reorganizando y pensando en que objetos le faltan y como seria posibles conseguirlos.

Una vez aseado, en el único cuarto con privacidad total (el único no expuesto, por pulcritud) se dirige al salón a leer la prensa y presenciar el telediario para ver las nuevas posibles noticias sobre adquisiciones o por ocio en general.  Para ello se le ha dispuesto de un vidrio proyectable, para poder ver la televisión desde cualquier parte de la casa, a la vez que le permite seguir observando su museo particular.

Con el café ya bebido y las ideas claras de cómo va a ser su día, se dirige a la zona inferior del hogar en el cual recuerda grandes días organizados en su sala de reuniones/fiestas y antes de salir siempre da un vistazo atrás para poder admirar su colección antes de abandonar su particular museo en honor al cine y la música.

Esquema:

Plantas y secciones:

Axonometria sobre lo invisible:


El aprovechamiento energético se realiza mediante desplazamientos en planta que permiten la entrada de luz dentro del edificio, las aperturas se orientan norte y oeste para poder obtener una luz difusa, complementada con una luz artificial interior, de naturaleza difusa también.

El aprovechamiento de la luz directa se realiza en forma de paneles solares en la planta más alta, donde la espiral genera una inclinación hacia el sur.