La elección de la Ópera de Garnier queda justificada por las siguiente tesis:

– Necesidad de lo social para mostrarse

– Entorno representativo, lo mejor del mercado

– Importancia de las miradas.

El 1867, tuvo lugar la exposición universal en París. Por aquel entonces fue inaugurada la fachada del edificio. Se pretendía que fuera un espectáculo para el peatón. En 1875, se inauguró el resto.

Históricamente, más que un lugar de prestigio, fue casi un club elitista, ya que era considerado un lugar de encuentro para la aristocracia y la burguesía.

Destaco en primer lugar el reparto de porcentajes espaciales que se otorga a cada función.  Por ejemplo, el patio de butacas es igual o menor al espacio dedicado al encuentro, a la escalera y los pasillos.

La escalera está en el centro. Los balcones se vuelcan hacia el núcleo de comunicación. La gente se asomaba para ver y ser visto. Además, se utilizaba por estatus social tanto en el interior del teatro, como en los lugares comunes.

Observamos que el volumen ocupado por las zonas de relación es significativamente superior al ocupado por las zonas de butacas.