LÍRICA. Alucinante – Platero y tú.



TESIS:

-La ciudad se compone de atmósferas sensitivas susceptibles de ser amplificadas por las drogas.

-Nuestra naturaleza es el existencialismo.

-El placer como imulso de la vida.

-La ciudad tiene la escala del yo.

LETRA DE LA CANCIÓN:

No sé si es cierto lo que he visto
O es el efecto de una droga
¡Que bien! hoy todo es tan distinto
Parece que el mundo que funciona

La gente ya no siente miedo
Las sombras tienen mil colores
El viento barre los problemas
Y en las pistolas crecen flores

Y es que es tan alucinante
Que hace días que no duermo
Por si acaso al despertarme
Veo que todo ha sido un sueño

Porque nacemos indefensos
Nos dan un nudo en el ombligo
Luego nos quitan nuestros sueños
Y nos confunden el camino

Maldigo a todos esos locos
Que quieren gobernar la vida
Sin las palabras del poeta
Y sin las manos del artista

Y es que es tan alucinante
Que hace días que no duermo
Por si acaso al despertarme
Veo que todo ha sido un sueño.

Para el apartado de la lírica, he escogido la canción Alucinante, de Platero y Tú. En esta canción el protagonista relata que vive en un mundo en el que nada es como es en la realidad, pero sin embargo todo es como debería ser. El propio protagonista tiene miedo de llegar a quedarse dormido por si acaso al despertarse todo volviese a ser normal.

En el dibujo aparece un mundo-espacio que una persona no es capaz de controlar, que va girando sobre sí misma a la vez que cambia de color, dando la sensación de que el propio suelo está girando y con ello las paredes y el techo. Es como el pasillo más normal de cualquier casa visto desde el filtro de los ojos de una droga alucinógena. Se crea de esta forma la sensación del espacio cambiante. Además, no se puede afirmar a ciencia cierta si al acercarte a la salida el mundo ha girado 90º, cosa absurda desde la realidad, si el pasillo ha empequeñecido, o como se puede llegar a dar ese pasillo tal cual se observa en el mundo ‘real’.

Anuncios