Piel

“Sin cultura, pereces”

Esta fue la primera tesis con la comenzamos a formular nuestra ciudad, en ella estaba inscrita la palabra simbología, el conocer el significado esotérico de las cosas, las formas, los colores. Como punto de partida de  esta textura, y teniendo en cuenta la estructura del origami, opté por basar esta piel en una forma geométrica que respondiera a esta tesis: el triángulo (primera figura geométrica y con gran potencial esotérico).

“La música tiene condición de religión”

Leyendo el enunciado piel, como envolvente, y teniendo en cuenta esta tesis, realicé una búsqueda de lugares tipo, donde la envolvente fuera la pieza principal, para que la música consiguiera la mayor fluidez y mantuviera todas sus cualidades: un estudio de grabación.

Formulando estas dos tesis, observé un origami por corrugación que se deformaba y lograba diferentes aspectos por el pliegue de  triángulos.

“Entre el cielo el cielo y el suelo, siempre existe un filtro de nubes”

Una vez encontrado el objeto de estudio, comenzó la manipulación del mismo. Si había una característica que definiera la forma del módulo, era que su reacción ante un estimulo externo: estiramiento, torsión… siempre tendía a cerrar sus dos extremos opuestos.

Los pliegues de unión entre los triángulos contiguos, eran como articulaciones que se regulaban ante esta manipulación, por lo que, teniendo en cuenta esta característica y unida a la anterior, opté por cortar parte de estos pliegues, para que así la actividad del origami siguiera su curso, a la vez que, condicionado por su forma, regulase el filtro de luz que por la piel pasase.

 

Anuncios