Forma natural estudiada:  Boa Arcoiris (Epicrates Cenchria)

Tesis:

    – El Mundo Otaku no lo definen las formas sino las superficies.

    – El mangaka como constructor de

La elección de este forma de la naturaleza se debe a que su relación con el entorno se produce de manera superficial. La boa, al igual que el resto de serptientes, se relacionan con el entorno de forma bidimensional por dos motivos: su condición de ápodos y por motivos de supervivencia ya que al carecer de oído externo han desarrollado una mayor sensibilidad en las escamas abdominales que les permite percibir las vibraciones del suelo.

El análisis de este reptil lo he centrado en la locomoción sin miebros, es decir, qué mecanimos han desarrollado este tipo de animales que les permite desplazarse sin necesidad de ningún tipo de extremidad que les separe del suelo y les permita relacionarse con su entorno tridimensionalmente.

Entre los modos de locomoción propios de las serpientes, la boa arcoiris utiliza el modo SERPENTINO el cual consiste en la propagación de ondas desde la cabeza a la cola, es decir, cada parte del cuerpo sigue con exactitud el moviento de la cabeza y si este cesa todo el cuerpo se paraliza simultáneamente. Para que este movimiento pueda producirse es necesario que la boa se desplace por una superficie irregular como la tierra.

Imagen: Anatomía de la boa arcoiris. Los musculos sombreados son aquellos que intervienen principalmente en su desplazamiento.

En la locomoción, la boa arcoiris, emplea dos mecanismos distintos:

    – Escamas abdominales: Son escamas rectangulares que  cubren la zona abdominal de las serpientes. El número de escamas coincide con el número de costillas y permite clasificar las serpientes por especies.  El animal encuentra puntos de apoyo y utiliza las escamas para presionarlos  y poder avanzar gracias a la fricción entre la superficie irregular y la escama. Dichas escamas son articuladas por los músculos al recibir impulsos nerviosos.

   

 Además de las escamas abdominales, las serpientes en general cuentan con otro tipo de escamas denominadas dorsales. Estas fueron decisivas a la hora de decantarme por esta especie de serpiente y es que en el caso de la boa arcoirs las escamas dorsales son suaves y presentan un cararcter iridiscente debido a su morfología. La escama presenta una ondulación microscópica que actúa como un prisma descomponiendo los rayos de luz. Las ondas de luz al atravesarlas se ven obligadas a viajar a disntintas velocidades según el color produciéndose la difracción de la misma. Este hecho se corresponde con la tesis de : “El mangaka como constructor de las conductas de la sociedad otaku a partir de la luz y el color”.

 – Empujes laterales: El desplazamiento tiene lugar como resultado de un sistema de fuerzas que no está en equilibrio. La anatomía de la serpiente consiste en un esqueleto formado por vertebras y costillas que se articulan formando una cadena donde la musculatura funciona a modo de resorte. Estos muelles (musculatura intercostal y abdominal) al acortarse liberan energía potencial que se transforma en energía cinética que permite el movimiento. Cuanto mayor es la fricción con el suelo mayores son las tensiones que deben desarrollar los músculos. Los segmentos de serpiente necesitan de resistencias externas que actúen perpendicualrmente a los mismos.

En la imagen superior se observa como los resortes se acortan en el lado hacia el cual se produce el giro.

 El sistema de fuerzas de la imagen superior no se encuentra en equilibrio puesto que el ángulo que forma el primer fragmento del cuerpo de la serpiente con el segundo es mayor que el que forma el segundo con el tercero.El desplazamiento tiene lugar cuando la fuerza que queda sin compensar supera en módulo a la fuerza de rozamiento con el suelo y se moverá hata que ambos ángulos sean iguales y toda las fuerzas se encentren por tanto en equilibrio.